Archivo del sitio

Reflexión#7

Y no puede ser más cierto, lo que nos pasa en el presente es consecuencia de nuestros actos y decisiones por completo,

y es bueno tomar conciencia y responsabilidad de ello: sólo así podremos liberarnos.

Pol Cox

Ésta frase la he dejado de comentario después de leer éste artículo en Crea Tu Realidad. Y no puede ser más cierto. Todo lo que somos y vivimos en el presente es un cúmulo de todas nuestras acciones y decisiones del pasado. Porque las situaciones que vivimos moldean nuestra conducta, proceder y nuestro punto de vista.

He aquí otro motivo por el que todos los humanos somos lo mismo en esencia: todos tenemos ese “algo” en nuestro interior que es el que se adapta a todo y el que nos hace cambiar según las circunstancias. La manifestación de lo que somos siempre va cambiando, y más aún si tenemos opiniones, porque opinión es sinónimo de situación. Pero ese “algo” que siempre nos hace cambiar, nunca cambia, es siempre igual. Como dicen los taoístas, lo que origina los cambios es inmutable. 

Pero volviendo al tema de hoy, lo que nos interesa es tomar conciencia de que realmente llevamos las riendas de nuestra vida. No hay nadie que no lleve las riendas de su vida, pasa que algunos conducen dormidos, otros medio dormidos y otros totalmente despiertos. Y es nuestra elección (seguramente) el querer despertarnos o el quedarnos dormidos. Da igual lo que escojamos, pero creo yo que es más divertido conducir despierto y observando con infantil asombro el camino, el paisaje y los demás viajeros.

Como he dicho al principio, nuestras vivencias nos moldean; pero si nos damos cuenta de esto, luego podemos moldearnos nosotros mismos como nos plazca. Y esto también es asumir la responsabilidad de nuestra vida. Y luego las cosas externas dejan de causarnos dolor, y las aceptamos como algo agradable, curioso o, a lo menos, extraño. Entonces es cuando empezamos a amar la vida y a los demás, y dejamos de estar en conflicto con nosotros mismos y, en consecuencia, con los demás.

Y ésta, lectores, es una manera de liberarse.

Reflexión#5

La monotonía es la cárcel de la libertad

Pol Cox

Sé que suena muy precipitado y atrevido. También parece que esta frase sea de esas que se escapan cuando estás enfadado. Pero, igual que éstas frases, tiene su parte de razón: llevar una vida monótona y aburrida es como una cárcel. Por supuesto me refiero a monotonía en un sentido negativo, despectivo incluso. ¿Quién no se cansa de hacer siempre lo mismo?

Aunque bien es cierto que hay gente que gusta y necesita de rutina y monotonía para sentirse tranquilos y seguros, si no sentirían que su vida está en peligro y un gran estrés se apoderaría de ellos. En este caso es bien al contrario de lo que estoy exponiendo aquí. Así que no llegamos a ninguna conclusión, y menos hoy que tengo como dolor de cabeza y estoy algo atontado. Sacad vosotros, queridos lectores las conclusiones que más felices os hagan, que así es como siempre hacemos todos. Sólo una cosa parece bastante clara, que hay de todo en este mundo.