El código del samurái

Ayer, conversando con un amigo, me habló sobre los samuráis y su código, un código que me gustaría compartir con vosotros. El texto es el siguiente:

No tengo parientes, yo hago que la tierra y el cielo lo sean.

No tengo hogar, yo hago que ellos también lo sean.

No tengo poder divino, yo hago de la honestidad mi poder divino.

No tengo medios, yo hago mis medios de la docilidad.

No tengo poder mágico, yo hago de mi personalidad mi poder mágico.

No tengo cuerpo, yo hago del estoicismo mi cuerpo.

No tengo ojos, yo hago del relámpago mis ojos.

No tengo oídos, yo hago de mi sensibilidad mis oídos.

No tengo extremidades, yo hago de la rapidez mis extremidades.

No tengo leyes, yo hago de mi auto-defensa mis leyes.

No tengo estrategia, yo hago de lo correcto para matar y de lo correcto para restituir la vida mi estrategia.

No tengo ideas, yo hago de tomar la oportunidad de antemano mis ideas.

No tengo milagros, yo hago de las leyes correctas mis milagros.

No tengo principios, yo hago de la adaptabilidad a todas las circunstancias mis principios.

No tengo tácticas, yo hago del vacío y la plenitud mis tácticas.

No tengo talento, yo hago que mi astucia sea mi talento.

No tengo amigos, yo hago de mi mente mi amiga.

No tengo enemigos, yo hago del descuido mi enemigo.

No tengo armadura, yo hago de la benevolencia mi armadura.

No tengo castillo, yo hago de mi mente inamovible mi castillo.

No tengo espada, yo hago de mi no mente mi espada.

Lo encontré muy interesante y, de buen principio, me di cuenta de las similitudes con la filosofía taoísta, budista y demás (todas las filosofías espirituales del mundo). Encuentro muy agradable ver cómo todas vienen a decir lo mismo.

Hoy también he leído un cuento de samuráis en TaoIntegral que me ha gustado. El cuento nos recuerda que, antes de empezar a aprender cualquier disciplina, primero hemos de aprender a desarrollar nuestro interior plenamente. Sólo de ésta manera podremos realmente desatar todo nuestro potencial y conseguir cosas que se catalogan de heroicas. ¿Cómo pretender la maestría en cualquier ámbito, si no somos maestros de nosotros mismos? ¿Cómo querer controlar una espada (o una guitarra, o la literatura, o lo que sea) si no podemos controlar nuestros pensamientos? ¿Cómo pretender ser buenos en algo si no podemos deshacernos del pasado y el futuro y no podemos vivir el presente?

Es esencial, pues, el dominio del propio ser si se quiere progresar en cualquier ámbito de la vida.

Anuncios

Acerca de trazadoresdelanada

pinceladas de fantasía

Publicado el 1 julio, 2011 en Desarrollo personal, Filosofía y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. ¡Hola Pau!

    Muy interesante el código del Samurai, era desconocido para mi. Lo más sencillo es a veces lo más costoso en el tiempo conocerse a si mismo. Es necesario para vivir de acuerdo a lo que uno es dejar las mochilas que pertuben el caminar el hoy desde la esencia de la vida.

    Moltes gràcies per acostar-me a altres filosofies.

    Un abraçada.

    Montserrat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: