Primer paso para fortalecer la salud

Bueno, vamos a seguir tratando el tema de la Salud. En el último artículo ya dijimos que era clave armonizar cuerpo, mente y espíritu. Continuando con esto en mente, yo creo que antes de ponerse a hacer ejercicio como locos, más vale aprender a relajar el cuerpo.

Relajando el cuerpo dejamos que la sangre circule sin problemas y llegue bien a todos los sitios del cuerpo; permitimos una mejora del metabolismo celular, una mejor transmisión de los impulsos nerviosos y; logramos que la energía fluya libremente. (no me refiero sólo a la energía espiritual, sino a la energía “normal”, la energía química y biológica del cuerpo) También ganamos una mayor conciencia de nuestro cuerpo, y esto nos hace sentir más vivos y despiertos. Sentimos cómo nuestra relación con el cuerpo mejora, cómo aumenta nuestra forma física.

Es vital, pues, aprender a relajar los músculos. Liberar la tensión muscular. Hay muchas maneras, yo tan sólo voy a nombrar algunas y a explicar mi experiencia con ellas: no voy a hacer descripciones detalladas, porque eso ya lo podéis encontrar en otras páginas donde lo explican mejor que yo. Tenemos prácticas milenarias como el Tai Chi, el Chi Kung, el Yoga (éste no lo he practicado nunca, pero también es un buen arte), la meditación… y también otras prácticas modernas como por ejemplo la técnica Schultz (que voy a probar en pocos días, cuando me apetezca).

Cuando terminé mi primera clase de Tai Chi, quedé gratamente sorprendido de lo relajado que estaba. Puede que nunca antes hubiera experimentado tal grado de relajación. Me ha ayudado y me ayuda a relajar el cuerpo y también la mente, porque si relajas el cuerpo, automáticamente la mente se calma. Además fortaleces la musculatura, sobretodo en la zona de las piernas, con la mejora del equilibrio que esto conlleva. Al cabo de pocos meses de practicarlo, me quedé sorprendido de lo fuertes que se me habían puesto las piernas. En clases de Tai Chi también practicamos algo de Chi Kung de vez en cuando, y son unos ejercicios que están pensados para armonizar y fortalecer más el cuerpo, así que también son una buena práctica.

Lo mismo me ocurre con la meditación. Hace escasas semanas que he empezado, cosa de 3, pero los cambios se notan. Trae un mayor grado de paz y, sólo de imaginar el profundo grado de relajación que conseguiré con tiempo y constancia, me lleno de más tranquilidad. Ésta sí que es una práctica que recomiendo, no únicamente por la paz interior, sino también por el control que ganas sobre ti mismo y tus pensamientos. Dominarse a uno mismo, dominar tus pensamientos de manera consciente es el verdadero poder.

Para concluir, pues, la relajación del cuerpo es un gran fundamento para mejorar el fortalecimiento de éste y para mejorar de manera notoria la salud. No sólo preparamos los músculos para que puedan funcionar mejor y de tal modo acelerar y mejorar su desarrollo en un plan de entrenamiento, sino que además la salud en general se ve reforzada por nuestra tranquilidad.

Anuncios

Acerca de trazadoresdelanada

pinceladas de fantasía

Publicado el 19 junio, 2011 en Salud y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: