Mahoma

Tres cosas hay destructivas en la vida: la ira, la codicia y la excesiva estima de uno mismo

Mahoma

La sabiduría se encuentra presente en todas las culturas, también en la islámica – a diferencia de lo que se suele creer por aquí. Es algo atemporal y acultural, pues proviene del mismo principio universal.

Tres cosas. Todos las conocemos, son muy sencillas de entender. Posiblemente todos las habremos sentido ni que fuera por un segundo. Pasa que a unos les gustan y a otros no.

La ira no se refiere sólo a la explosión de rabia, sino a cualquier manifestación de odio o desagrado, por pequeña que sea. Cuando nos quejamos de alguien, lo hacemos porque sentimos algo de desagrado hacia esa persona. Cuanto más desagrado e ira sintamos, menos felicidad podremos recibir: nosotros mismos bloqueamos el libre fluir de la alegría. Realmente no existen motivos para quejarse de los demás, pues nuestro bienestar depende íntegramente y única de nosotros mismos. Pero nuestra cultura parece que nos tiene mal acostumbrados, y el quejarse es algo tan normal como el respirar. Ser plenamente consciente y dejar de quejarse completamente lleva un tiempo, pero se consigue.

La codicia se aplica a muchas áreas de la vida. El más vasto ejemplo es en el dinero. La codicia siempre conlleva grandes pérdidas de dinero, todo por querer más cuando ya se tiene suficiente. Es muy importante saber cuándo se tiene suficiente de una cosa. Pero la codicia también existe en el plano mental. Ansiar conocimientos no es diferente de ansiar dinero y cosas materiales. Una cosa es desear desde la humildad y, otra muy distinta, codiciar desde la avaricia.

La excesiva estima de uno mismo, o lo que es lo mismo, ser un “chulo-piscinas”, también disminuye el ser. Normalmente, cuando se muestra tanta autoestima, es porque verdaderamente no se tiene. Si ya la tienes, ¿de qué te sirve vanagloriarte de ella? Tú ya sabes quién eres y no necesitas aparentar delante de los demás, porque sabes que a ellos les da igual. No te gusta molestar a los demás con tonterías.

Lectores, cada uno elige si prefiere una vida constructiva o bien destructiva. Algunos parece ser que no se dan cuenta de que eligen, o quizás no quieren decirlo. Espero al menos que los que me leéis viváis una vida constructiva.

Anuncios

Acerca de trazadoresdelanada

pinceladas de fantasía

Publicado el 8 junio, 2011 en Citas y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Muy interesante tu artículo. Construir una vida es tan fácil o tan difícil como fluir con los acontecimientos que nos toca vivir, aceptarlos, comprenderlos y disfrutar desde la positividad lo que cada día nos ofrece. Nuestro paso por el tiempo es demasiado bonito hay que Ser.

    Te agradezco tu publicación De Madrugada en Twitter. De momento no me lo he hecho, todo llegará.

    Un abrazo.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: