El no aguantarse el uno al otro

En España, en el tema de las relaciones amorosas, hay una creencia popular bastante extendida. Dice que cuando más parecidas son dos personas, menos se aguantan el uno al otro y que su relación no se aguanta por ningún lado. Que no hay futuro, vamos. Se dice sobretodo cuando las personas en cuestión son, digamos, perfeccionistas y detallistas o también si son gente de hablar alto y “emocionarse” mucho por cualquier cosa.

Veamos, como la mayoría de dichos populares, es tan cierto como falso. Si cada miembro de la pareja no se aguanta a sí mismo, está claro que menos aguantará al otro; pero si las personas son verdaderamente maduras, no habrá problema. Es más, como tendrán muchas más cosas en común seguro que conectan mejor. Aunque suele pasar que las personas demasiado quejicas y demasiado “eufóricas” no se aguantan a sí mismas.

Dicho esto, si una persona no se aguanta a sí misma, poco disfrutará de una relación, da igual si son quejicas o no.

Esto me lleva a explorar otro aspecto en este tema tan extenso de las relaciones. Mucha de la gente que no se aguanta así misma ni es feliz en su interior, tiende a buscar parejas que son totalmente diferentes de ellas. Todos conocemos a la típica buena chica estudiosa y seria que se enamora de un rebelde, o al típico chico callado y tímido que se enamora de una chica liberal, abierta y que es simpática con todos.

Están buscando afuera lo que les falta dentro. De una relación basada en esto, lo más probable es que fracase. ¿Por qué iba a fracasar? ¿Acaso no es un equilibrio dentro de la pareja, uno tímido y la otra abierta, una centrada y el otro rebelde? ¿Acaso no sirve para que el uno aprenda del otro y los dos se moderen en su actitud? Lo siento, pero no funciona así (normalmente, ya sabemos que hay de todo). Si tú eres tímido y crees que estando con una chica abierta tu también te abrirás y serás como ella, puede que tengas razón, mas no suele funcionar. Porque hay que tener cuidado de qué es lo que quieres tú de la relación.

Si tú quieres estar con esa persona sólo para cambiar, entonces le estás poniendo al otro la responsabilidad de tu cambio. Esperas que esa persona te cambie a ti, en vez de hacerlo tú. En realidad esto es una exigencia sin sentido. Y como la única persona responsable de tu cambio eres tú mismo, esto no se aguanta por ningún lado. No tratarás a la otra persona como se merece, porque estás enfocando la relación desde una exigencia.

Y peor aún si quieres estar con la persona para cambiarla también a ella. Quizás la chica estudiosa quiere estar con el chico rebelde porque así ella se puede desmelenar un poco y también hace que el chico siente la cabeza. Bueno, esto ya es la repera. Por un lado le pides que haga locuras y por el otro le exiges que se comporte como una persona centrada. Esto solo sirve para volver loco al pobre chico rebelde.

No es que esté mal aprender de los demás para querer cambiar tu forma de ser. No es que no puedas estar con la chica simpática y abierta y que no puedas estar con el chico que va en contra de las normas, para aprender de ellos y ser más de ese modo. Lo importante es que estés con esas personas porque te gustan como son y no quieres cambiarlas, y porque quieres aprender de su actitud sabiendo que el único responsable de tu cambio eres sólo tú.

Si pones tus esperanzas de cambio en otra persona, fracasarás, porque el cambio se produce desde el interior. En vez de eso, simplemente disfruta de estar con el otro. No te preocupes de cambiarte ni de cambiarle, y los cambios se producirán solos: porque en una relación saludable donde el uno simplemente quiere estar con el otro por como es y viceversa, los dos van cambiando espontáneamente para parecerse más a la persona que aman.

Anuncios

Acerca de trazadoresdelanada

pinceladas de fantasía

Publicado el 2 junio, 2011 en Crítica social, Desarrollo personal y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. “Los polos opuestos se atraen” y yo añadiría “pero no encajan”. Esta claro que siempre esta la excepción que NO confirma la regla, pero como digo es la excepción. Yo siempre me pongo a mí de ejemplo cuando toco este tema con mis amigos. Soy una chica 0 discotequera y por lo tanto no podría estar nunca con un chico que si lo fuera puesto que podría amoldarme un finde, dos findes, e incluso tres findes pero no eternamente y lo mismo al contrario. La relación que funcionaria sería la de una persona que prefiera como yo una charla amena y unas risas en un lugar tranquilo.
    Lo que esta claro que antes de mantener una relación sentimental hay que conocerse a si mismo, saber como eres y aceptarte como tal, porque sino el polo ya puede ser opuesto o igual, fracasara.
    Felicidades por el artículo.
    Un saludo

    • Muy buenos tu frase y tu comentario. La verdad es que en las discotecas no se puede llegar a conocer bien a nadie: es más divertido hablar y reír en cualquier otro lugar, como bien dices. Lo bueno es que hay un lugar para cada tipo de persona.
      ¡Un saludo y gracias!

  2. Para mi el secreto para mantener una buena relación sentimental es conocerte a ti mismo aceptarte y amar al otro por como es. No creo en lo de los polos opuestos, creo en las personas. La vida es demasiado bonita se ha de aprovechar nuestro paso por ella. Felicidades por tu escrito. Un abrazo.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: